Blogging tips

sábado, 10 de marzo de 2012

Cuidado de las uñas

Holaaaaaaaaaaaaa chicas,

Hoy quería contarles mi experiencia con mis deditos, pobrecitos ellos cómo los he torturado. Tengo 38 añitos y desde octubre del año pasado es cuando por fín me he propuesto y conseguido, porque proponérmelo, me lo había propuesto un millón de veces, el dejarme de morder los dedos, vamos, las cutículas.
Pensé ir una vez cada dos semanas ir a hacerme la manicura para ver si viéndomelas bonitas no me daba por arrancarme los pellejitos de los dedos. Esta era una buena idea, pero ya lo había intentado meses atrás pero dejé de ir a hacerme la manicura y seguí con la misma manía. 
Creo que lo que me iluminó para por fín parar con ese vicio fue cuando me fijé con qué me cortaba la cutícula la manicurista: unos alicates (no sé si se llama así exactamente). Bueno, menudo instrumento. Lo tenía en casa pero nunca lo había utilizado. Yo con lo que me cortaba las cutículas era con un cortacutículas que no me gustaba nada porque parecía que al cortar hacía que la piel se irritara más de lo que ya la tenía y siempre me quedaba algún pellejito del que empezar a tirar.
No tuve necesidad de volver a hacerme la manicura a la peluquería. Me puse manos a la obra. Poco a poco me fui comprando estas cremitas que os voy a enseñar porque creía que era fundamental hidratar las cutículas, así no se levantarían los pellejitos tan fácilmente y así fue.
El hecho de ir viendo que los dedos se iban deshinchando y que la piel iba teniendo un color parejito, ya que por donde mordía y arrancaba me iba quedando la piel más blanca, me motivaba mucho y me hacía contenerme. La verdad es que era un vicio bastante feo, llegué al punto de que ya no sólo me mordía los dedos en mi casa sino que hasta en el trabajo y por la calle, imagínate, qué horror.
Y entonces llegó el día en que tenía los dedos más decentitos y me decidí a pintarme las uñas.  Me desquité de tantos años que estuve contenida ya que si me pintaba las uñas se fijarían más en ellas y me verían antes mis dedos destrozados.
Ahora mismo ya no tengo necesidad ni de cortarme las cutículas sino que me pongo alguna de las cremitas y me arrastro las cutículas para atrás con mis propias uñas o con algunos de los instrumentos que os enseño debajo. Si me sobrara alguna pielecita, me la corto claro. 
Tengo que decir también que uses la crema que uses, masajea bien las uñas y la cutículas para que el producto penetre.
Conclusión: estoy hiper-mega-contenta, nunca pensé que lo conseguiría, pero así ha sido. Esto ha sido todo un triunfo para mi.
¿Alguna ha tenido alguna experiencia similar a la mía? Contadme porfi y decidme qué productos utilizáis.



Alicates

Cortacutículas

Tres modelos para retirar las cutículas hacia atrás con mucho cuidado y cariño para no estropear las uñas.




Estuche al completo para cuidar las uñas


Esta es la lima que utilizo. Es de cristal y hay que tener cuidado con ella porque lima muy rápido y nos podemos pasar recortando demasiado.

Esto es un tratamiento para cutículas de Avón. Es una fórmula en crema que ayuda a reparar las cutículas secas y dañadas. No es para nada grasienta ya que en un momentito es como si no te hubieras puesto nada, pero las cutículas se van hidratando día a día. Costó 7,95 €









Este es el tratamiento reparador de Deliplus que tiene almendras dulces, karité y vitamina E. Me gusta pero tiene el pequeño inconveniente de que sólo me lo puedo poner al acostarme porque es muy grasiento.Otro inconveniente que tiene es que a medida que se está acabando el producto hay que apretar el tubito muchísimo para que salga, aún así, lo recomiendo. Costó 2,30 €.












Este es un reparador intensivo de uñas. Mi favorito. Lo venden en las farmacias y me lo mandó la dermatóloga cuando le expliqué el problema que tenía de morderme las cutículas. Es grasiento lo justo ya que la piel lo chupa perfectamente y se nota la hidratación de verdad. Es preferible aplicarlo con las uñas sin pintar, pero yo como casi siempre las tengo pintadas, salvo cuando las dejo respirar de vez en cuando, me la pongo igualmente. Costó 4,58 €

Indicaciones.
Uñas frágiles y quebradizas. Uñas distróficas. Inflamación de la piel periungueal. Pérdida de lustre y coloración.

Modo de empleo.
Aplicar una pequeña cantidad del producto con la yema del dedo sobre las uñas y masajear detenidamente. Dejar actuar y repetir la operación por la mañana y por la noche.




Y estas son mis uñas al desnudo. Estoy muy orgullosa de ellas. Animo a todas las chicas que tienen el mismo problema que yo a que se empeñen y consigan dejar este vicio tan feo. Si yo pude, ustedes también.






Un besote y gracias por leerme y acompañarme, es un placer.

Frase del día: Coge el día de hoy; no seas demasiado crédula en el de mañana. Horacio.

5 comentarios:

  1. holaaa gracias por unirte a mi blog.yo nunca me he mordido los pellejillos ni las uñas me alegro que te hayas quitado el vicio ;).un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hada, no sabes lo que yo me alegro también. Un besote.

      Eliminar
  2. Que uñas tan bonitas tienes!! yo tengo una calidad horrible asi que tengo que andar siempre dandome capas y capas de endurecedor!

    un beso
    http://migatitapresumida.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia. Yo también uso el endurecedor de uñas y la base vitaminada de Deliplus. De todas formas voy a hacer una entrada sobre un endurecedor de uñas que usé que me sirvió mucho. A parte, también he tomado levadura de cerveza, vitaminas y como mucha gelatina, buena, bonita y barata, el postre ideal. Un besote.

      Eliminar
  3. Tengo la cremita de almendras para cuticulas porque a mi se me resecan mucho y tengo la manía de "toquetearlas" así que a pesar de que es algo pringosilla me encanta el olor y lo que hidrata!! Las otras dos cositas no las he probado.. pero bueno, yo usando esmalte de uñas las tengo duras como una piedra :P

    Un besito guapa!

    ResponderEliminar

Muchííííííííííííísimas gracias por venir a leerme y comentar. Como siempre, un besote.